Malabo:  26°C | Rocío: 24°C
   Madrid:  06°C | Rocío: M0°C
 Malabo 22:50     Madrid 22:50
Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Rafi, heroina de la informacion
Rafi, la voz de los sin voz
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

LOS OBSTÁCULOS DE LA MODERNIDAD EN GUINEA ECUATORIAL (I)


publicado por: Celestino Okenve el 09/01/2017 19:06:35 CET

 

Por Prof. Celestino Nvo Okenve Ndo

Cuando Francia concedió la independencia a Camerún, hacía tiempo que los procedimientos básicos de una organización social moderna se habían impuesto en el país. Entre estos procedimientos figuraban por ejemplo los de la Administración colonial, que eran en cierta medida los de la Administración de un Estado Moderno como Francia.

Es cierto que en Camerún existían y existen todavía numerosos mundos que se basan en la tradición, insertos, a veces en conflicto, dentro del mundo de un Estado moderno. Sus procedimientos, además de fundamentarse en los requerimientos del Estado que se instaura después la revolución burguesa en Europa, se fundamentan también en la ciencia y en la técnica, a las que alimenta con la producción científica inherente a toda sociedad moderna. En principio, lo prioritario es la norma del Estado, de modo que en caso de conflicto entre tradición y ley estatal, es la ley la que ha de acatarse. Los Derechos Humanos por ejemplo constituyen los pilares de todo Estado moderno y ninguna tradición de ninguna etnia o clan puede oponerse a estos principios universales.

Camerún, tras su independencia y a pesar de avatares políticos diversos, siguió usando por ejemplo los mecanismos reglados para el acceso de los ciudadanos a los cuerpos de funcionarios del Estado. Y con el tiempo estos procedimientos han sido aceptados como normales y lógicos por toda la sociedad. Camerún, en nuestro ejemplo, posee los elementos de un Estado moderno incipiente, como es la organización administrativa REGLADA. Como Camerún, todos los Estados incipientes(1) en África han adoptado y continúan mejorando los procedimientos y protocolos modernos, como parte de la herencia colonial. Y ello no es algo que degrada moralmente a los africanos. Japón impuso, en la revolución Meiji, los procedimientos propios de la modernidad y nunca llegó a ser colonizada.

Pero no toda África adoptó esta línea de seguir con la herencia colonial de la administración moderna. Un país fue la excepción: Guinea Ecuatorial.

Sin haber puesto en marcha tras la independencia los usos administrativos coloniales, que debían ser los propios del nuevo Estado que nacía, el país conoció  a los cinco meses de su independencia una revolución sin precedentes en la Historia, cuando se desmontaron todas las estructuras administrativas y productivas, se asesinaron a los maestros y cuadros nativos, los cuadros no nativos huyeron del país, el país entró en un ciclo interminable de persecuciones masivas contra todos y el Presidente se refugió en su pueblo natal asumiendo así su incapacidad para dirigir un país. En esa revolución regresiva, los analfabetos funcionales, que eran la mayoría, decidieron que los funcionarios y maestros eran parte del sistema colonial que les había sojuzgado y debían acabar con todo ello. No las conocían todavía en su extensión las ventajas del conocimiento, de la ciencia, de la tecnología, del saber hacer. La lógica y el procedimiento moderno no formaban parte de sus vidas. Ellos vivían en los bosques usando los mismos procedimientos para vivir que habían usado hacía cientos de años, si bien marginalmente la tecnología aparecía en ocasiones en sus vidas cuando usaban los vehículos de tracción mecánica, por ejemplo. Es así como la revolución de la ignorancia de 1969 tuvo éxito y la Guinea actual es fruto de ése “éxito”.

El Estado, como organización social que trasciende a la etnia y al clan y que se instaura con vocación de servir a los ciudadanos para su bienestar y progreso, usando la ciencia y la lógica, no era algo conocido por los analfabetos. El poder colonial había sido una dictadura y no un Estado con vocación social. Y así sigue hasta la fecha en 2017.

En Camerún los procedimientos administrativos y los protocolos de los servicios públicos fueron también inicialmente algo impuesto a la sociedad colonial. Pero los dirigentes que asumen el poder tras la independencia mantuvieron tales procedimientos y el fruto está germinando, si bien con grandes dificultades debido al hecho de que la economía de subdesarrollo no produce cohesión social. En Camerún, como dije anteriormente, los procedimientos se están convirtiendo poco a poco en parte consustancial de la sociedad. La ciencia no se desprecia como en Guinea, al menos no desde las instancias del poder político. Los agricultores y ganaderos utilizan productos fitosanitarios y la población recibe cursos de formación profesional para el desempeño de sus actividades. El Estado en Camerún con el tiempo se fue organizando para apoyar el desarrollo humano y muchas capas sociales en Camerún se beneficiaron de esta acción. A pesar de la actual mala economía en Camerún, el camerunés es un ciudadano más libre, más formado, más reivindicador de sus derechos y que produce una economía más diversificada y desarrollada. Todo ello gracias a la acción de un Estado en construcción. Es cierto que los funcionarios y gente de la urbe son los más cercanos y beneficiados del Estado. Pero el odio al hombre “civilizado” que pervive en las aldeas guineanas no se da en Camerún, al menos no se manifiesta con la misma intensidad que en Guinea.

El actual dictador guineano Obiang forma parte del grupo de personas no formadas que odian al hombre “civilizado” y que hicieron la revolución de Macías. Y así ha construido su sistema de poder, que es una mafia al completo que controla la economía, la política, el ejército y policía. Por supuesto no existe una verdadera economía ni ejército ni policía sino unas organizaciones desorganizadas (no regladas)

Los habitantes de los pueblos están mentalmente más cercanos a Obiang que a los líderes políticos y sociales que luchan por la democracia, a pesar de la dictadura que éste les ha impuesto. Sus construcciones mentales y su visión del mundo coinciden con Obiang Nguema. Y es posible que eso explique que sus reivindicaciones, cuando son explicitadas en ocasiones, no lo sean en términos políticos. No se quejan del despilfarro de los recursos ni de la falta de justicia social, sino porque ellos llevan mucho tiempo discriminados en la acción de donación que realiza Obiang a sus allegados. Si desean el cambio es para que alguien cercano a ellos ocupe el poder y les regale bienes y favores como hace el dictador con su “tribu”(2). Por supuesto que la gente formada, habitantes de las urbes, plantean sus quejas en términos de abstracción política a la luz de las funciones que se suponen al Estado. Como he avanzado anteriormente, el mundo moderno convive con el tradicional étnico, todavía está en minoría y carece de poder para influir.

En una visita efectuada por el dictador Obiang a Mikomeseng, hizo saber a los convocados que pagaba bien a los ministros de esa zona, que ellos ya tenían el dinero que él les pagaba y debían distribuirlo entre los habitantes del distrito y que si Mikomeseng continuaba sin desarrollo, era culpa de los dos ministros que eran de allí. Al decirlo, utilizaba el mismo criterio de un ignorante sobre el Estado Moderno. Que coincidía con la idea que sobre las cosas tienen los habitantes de las zonas rurales, sumidos en la ignorancia o creyentes de una errónea concepción del Estado.

Las personas que se han quedado viviendo en los pueblos no son por lo general las más inteligentes y trabajadoras. Estar en el pueblo es para muchos de ellos sinónimo de fracaso. Los triunfadores son aquellos que han logrado estudiar o tienen un puesto de trabajo importante en la ciudad. Estas personas de los pueblo viven gracias a sus labores en la agricultura de subsistencia, como ha sido desde siempre. La ciencia no les ha ayudado y no saben para qué sirve un ingeniero forestal, cuyos servicios jamás han utilizado. Alguno de sus hijos puede tener un título universitario, pero eso solo sirve aquí en Guinea para, en ocasiones, tener un puesto en la administración o en el gobierno y para nada más. La distancia entre el mundo rural tradicional y la modernidad se ha mantenido e incluso puede que haya aumentado desde la salida de los colonos en 1969. El cuadro universitario tiene en Guinea la misma autoridad que un niño de cinco años, sobre todo desde que vieron que eran utilizados por la dictadura para imponer su poder.

Por supuesto en los pueblos de Guinea y en estos momentos hay personas que provienen de las ciudades y las han abandonado por la crisis o por haber sido apartadas de sus trabajos a causa de su militancia en la oposición. Estas personas  son miembros de los dos mundos, entienden la situación del país en términos políticos y económicos. Pueden representar el eslabón necesario para la articulación de las dos comunidades.

Transitar hacia la modernidad partiendo de una situación como la guineana supone al menos dos grandes retos: acabar con el gobierno dictatorial, con todo lo que representa, e imponer el Estado de Derecho junto con todos los elementos de la modernidad, sin menoscabar los mundos paralelos de las tradiciones de los pueblos de Guinea que sean compatibles con los Derechos Humanos, la ciencia y el progreso.



(1) Considero que los llamados Estados Africanos no son tales sino proyectos. O lo que es lo mismo, son Estados embrionarios o inacabados. Les faltan bastantes elementos de cohesión social y, sobre todo, los elementos propios de un contrato o acuerdo entre los pueblos y entre las capas sociales que lo conforman. Son por ahora el resultado de la Conferencia de Berlín hecha por los europeos para PRODUCIR UNA ECONOMÍA COLONIAL, a falta de una ECONOMÍA ORIENTADA A LAS NECESIDADES de sus habitantes y a falta de un acuerdo entre los mismos africanos sobre las fronteras y el modelo de convivencia.

(2) Aquí la "tribu" constituye todo el colectivo que se halla ligado de alguna forma al dictador en su sistema, ya sea a través de una relación de amistad, de parentesco, de pertenencia al mismo distrito, zona, pueblo o clan. Son sus colaboradores los que se benefician de la dictadura. Es lo que en otros documentos he denominado el "clan de Mongomo".



Fuente: Propia

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 153


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'