Malabo:  26°C | Rocío: 23°C
   Madrid:  30°C | Rocío: 08°C
 Malabo 11:46     Madrid 12:46
Domingo, 23 de julio de 2017
Logo de genet  
      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

PARADOJAS DE LA TRAICION, DEL SIERVO DE DIOS PERSEGUIDO


publicado por: luis esono el 09/07/2017 4:17:18 CET

PARADOJAS DE LA TRAICIÓN, DEL SIERVO
PERSEGUIDO
En el tiempo que llevo aprendiendo de Dios
acerca de los hombres, una de las preguntas
que siempre me hago es cómo uno puede ser y
no ser al mismo tiempo. La traición hace
mucho más daño que un enemigo que se
declara abiertamente, y lamentablemente
muchos acaban en manos de sus traidores sin
siquiera darse cuenta. En los matrimonios, los
hay tantos que muertos, nadie sospecha que
es su propia pareja el autor: las personas
vienen a dar el pésame al pobre viudo o viuda,
y éste empieza a lamentar y preguntarse “¿qué
será de mí ahora?, se ha ido la única persona
que me ayudaba, oh Dios, ¿Tú ves desde los
Cielos? ¿Existes? La persona que te ha matado
(dirigiéndose al muerto) lo pagará…” Y los que
oyen las palabras no pueden sino llenarse de
compasión por él o ella y decir que Dios es
injusto.

Mi situación no se aleja de esta paradoja. El 11
de diciembre de 2015, viniendo de la periferia
de arreglar una iglesia, vivo en Bata, detuvieron
mi vehículo sobre las 19h en un control que
había en la rotonda de Ntobo. Por llevar un
martillo en el maletero. Les expliqué que venía
de trabajar, cuando vi que no querían
entenderlo, pues otros les daban lo que podían
para poder llevarse sus coches, decidí dejar el
coche con ellos.

El 14 de diciembre llamé a D. Intermediario y le
expliqué que me habían detenido por llevar un
martillo en el maletero. Poco después me llamó
y me dijo que ha hablado con el Director
General Adjunto de Seguridad Nacional en
Bata, y que yo fuera a verle para devolverme el
coche. Me fui y me recibió sin hacerme
esperar, se quejó de que los chicos no están
haciendo bien su trabajo, pues ya hacían más
de lo pedido. Cuando estaba para despedirme
me dijo: “D. Intermediario dice que usted está
haciendo una labor muy importante para
nuestro país, que usted está colaborando
mucho”, por lo tanto, personas como usted no
deben ser molestadas. Me dio su tarjeta de
visitas por si necesitaba algo.

Y esta es la paradoja, ¿cómo uno puede ser
importante y colaborador y al mismo tiempo un
peligro y mentiroso? Tengo dos amores: Dios y
Guinea Ecuatorial, y seguramente por ellos
moriré. Lo que más me duele ahora es haber
facilitado tanta información importante a la
persona menos adecuada.

Pero, alguien se preguntaría cómo he llegado
hasta publicar estas cosas por internet. Todo
empezó cuando Dios me dijo que contactara a
S.E. el Presidente por otra vía, la noche del 22
de abril 2017, sábado. Al despertar al día
siguiente descubrí lo del robo del teléfono y la
bombona de gas. Entonces me dirigí a
Mongomo, el domingo 23 de abril, a ver a una
autoridad que Dios me había dicho; y sobre las
14 horas nos vimos, le expliqué que necesitaba
su ayuda para comunicar un mensaje sobre
seguridad del estado a S.E. Regresé el mismo
día a Bata.

Al no funcionar, Dios me mostró una hermana
cristiana que vive aquí en Bata y que ha tenido
contactos con la Primera Dama. Acudí a la
hermana, pero luego noté que tenía miedo.
Tampoco dio efecto. Entonces el Señor me
habló de un Director General. Intenté contactar
con él por teléfono, pero nadie me ofrecía su
número, ni en su Delegación ni en su familia.
También lo dejé.
Fue entonces cuando Dios me habló de otro
señor de influencia, actualmente Senador. Le
envié un mensaje que tengo información de
seguridad del estado y que sólo hiciera llegar
personalmente este mensaje a S.E. o a la
Primera Dama. Al no recibir respuesta alguna,
también lo dejé.

Fue entonces cuando el Señor me dijo de ir a
Malabo. El 19 de mayo 2017. Primero me fui al
puerto, pues sólo disponía de 50.000 f., porque
se había anunciado que el barco Djibloho
viajaría aquel día. Llegado al puerto me dijeron
que se había suspendido tal viaje. Un militar
me aconsejó de ir donde anclaba el buque
militar Anfibio, que sí iba a salir aquel día.
Llegué ahí y encontré otras personas que
esperaban lo mismo. Donde me senté a
esperar en la sombra se produjo un problema:
un chico que estaba a nuestro lado llamó a los
del barco que alguien de nuestro grupo le ha
robado 20.000 f. El militar que vino a investigar
obligó a uno a devolver el dinero. La pena que
me dio me hizo dar a ese chico 20.000 de los
50.000 f que yo llevaba encima. Volvieron a
enfadarse los militares por el gesto y al final
dijeron al que decía haber sido víctima del robo
que mentía, y devolvieron el dinero al chico y
éste a su vez me devolvió lo que le había dado.

Tras ese escándalo nos echaron a todos del
sitio. Además uno que me conocía mejor me
explicó que el barco no saldría aquel día. Decidí
abandonar el puerto, y me fui al aeropuerto.
Logré un billete de avión creo a 40.000 f y
llegué a Malabo. En Malabo estuve del 19 de
mayo al 6 de junio, fecha que volví a tomar
avión de la misma compañía para regresar a
Bata.

En Malabo, Dios me guió hacia una autoridad;
le dije como había dicho a los demás que era
sobre seguridad del estado, pero nada más. A
nadie le decía el contenido del mensaje porque
suponía poner la vida de aquella persona en
peligro de muerte. Con este señor tampoco
logré nada. Fue cuando volví a contactar al
Senador, diciéndole que yo ya estaba en
Malabo, si podría hacer llegar el mensaje a uno
de la pareja presidencial. No funcionó.
No sé por qué lo hice, pero volví a enviar un
mensaje a D. Intermediario diciéndole que yo
estaba en Malabo y pensaba visitarle. Él ni
siquiera contestó. Paradojas.

Lo último que recuerdo haber hecho después
de todo fue irme a la Plaza frente a la Catedral
en la tarde del 2 de junio, pensando que alguno
de los que yo había contactado me diría algo.
Dios me hizo pasar toda la noche en la plaza
yo sin entender el porqué. Debió llamar la
atención de los militares que un hombre
enchaquetado ha amanecido en la plaza. Sólo
ahora me doy cuenta de que fue el lugar donde
se cantó por primera vez el Himno nacional,
entre recuerdos y esperanzas.

De regreso a Bata, no viendo otro modo de que
esta información llegara a su destino, decidí
publicarlo por esta página. Que Dios bendiga a
su autor.

QUE DIOS PROTEJA A GUINEA ECUATORIAL
EL SIERVO DE DIOS PERSEGUIDO



Fuente: Dios es bueno

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 199


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net

'