Malabo:  27°C | Rocío: 24°C
   Madrid:  14°C | Rocío: 10°C
 Malabo 21:57     Madrid 21:57
Sábado, 22 de noviembre de 2014
Logo de genet

YA FUNCIONAN AUTORES Y ANUNCIOS INSTANTANEOS. MEJORANDO!

      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Felipe Ondo, preso politico desde 2002
Ondo Obiang, preso de conciencia. líder de FDR
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

Vergüenza


publicado por: Celestino Okenve el 09/04/2007 20:32:23 CET

Vergüenza

No es el estrépito de las noticias de la iglesia guineana lo que alarma. Lo alarmante es la ausencia de ruido dentro de la iglesia católica guineana habiendo hechos y situaciones no ya anticristianos sino impropios de un colectivo humano con una mínima sensibilidad.

Ha tenido que pasar por un intento de suicidio un sacerdote para que empezara a oirse un clamor dentro del clero católico guineano. Clamor que se ha extendido fuera del ámbito eclesial, aunque muchos reconocen que los hechos que van siendo denunciados constituyen un secreto a voces entre las gentes de Bata. Como ejemplo de ello, cuando en Bata alguien se refiere al cuñado del padre Fernando, todos reconocen que se está refiriendo al padre obispo de Bata, Juan Motogo.


El artículo del padre Jesús-Rafael Edu Eya Nchama publicado en el Poto-poto de Bata y aqui el 2 de marzo, aborda la preocupante situación a través de una aproximación lejana que él llama ”vocación al episcopado en la Iglesia de Guinea Ecuatorial”, aproximación que siendo tangencial ab initio sobre la problemática de la Iglesia guineana, va desgranando paso a paso, en crítica constructiva, los enormes vicios cuasi ancestrales de una iglesia que se nos antoja una merienda de negros dentro de la cueva de Alibabá situada entre Sodoma y Gomorra. Iglesia que parece que no solo no orienta espiritualmente a los líderes sociales de la Guinea de Obiang, sino que se ha ido sumergiendo en esa masa amorfa pestilente que constituye la dictadura sangrienta, hasta llegar a formar con ella al día de hoy una unidad difícil de segregar en sus componentes.

El artículo del padre Jesús es, con todo, muy comedido, si se tiene en cuenta lo que sabemos de esa Iglesia en franco declive moral desde la desaparición de Monseñor Nze Abuy o desde la aparición de la dictadura dirigida por Obiang Nguema, un personaje cuya falta de ética y moral se ha propagado a todos los elementos de la vida social guineana, incluyendo a la Iglesia guineana que no ha podido librarse del contagio. El padre Jesús-Rafael ha realizado una proeza al hablar de la iglesia guineana sin tocar ni siquiera tangencialmente el entorno degradante y corrupto que le rodea y en el que se ha ido alineando sin rubor cristiano.

Por ese mismo artículo nos informamos que ya otro sacerdote, claretiano esta vez, reclamaba en 2005 la celebración de un sínodo interdiocesano para abordar los problemas, algunos de ellos muy graves, de la iglesia católica guineana.

Mbo Oba hizo notar recientemente en estas páginas el mar de fondo malsano que existe en nuestra iglesia. Si bien algunos extremos abordados merecerían una mayor investigación y concreción y una calificación más bondadosa, en general su escrito resumía la situación de la iglesia guineana, una triste situación en la que parecen haber perdido el control los obispos guineanos sobre el clero nativo.

La reacción del obispado de Bata a estos murmulllos que anuncian los graves problemas de la Iglesia Guineana han venido a confirmar el mal estado de la situación. Lejos de abordar con mesura, humildad y fe cristiana, la cupula episcopal ha optado por la vía del método al uso en la dictadura en que se hallan inmersos, en franca contradicción con las doctrinas crsitianas.

En lugar de la mesura se ha usado la ligereza. En lugar de la confidencialidad se ha usado la algarrabía y la amenaza. En lugar del juicio ponderado y justo se ha usado el linchamiento. En lugar de la inteligencia se ha usado la necedad. En lugar de la humildad se ha usado la fanfarronería. En lugar de la bondad se ha usado la malicia. En lugar de la rectificación se ha usado la huida hacia adelante.

¿Cómo puede entenderse que un vicario acuse a cuatro compañeros suyos basandose en las informaciones de unas células informativas del obispado que llaman pomposamente Servicio de Información Diocesana, sin haber mediado un juicio de acuerdo al derecho canónico? ¿En qué Derecho Canónico se ha doctorado el padre Fernando que viola de forma flagrante hasta los procedimientos del derecho penal del estado civil?.

Y es que el escrito publicado aqui por el seudónimo David es una copia ampliada del mensaje del consejero Miguel Oyono en el que renviaba a su vez un escrito del vicario padre Fernando sin ningún genero de dudas. Por tanto no hay dudas de que el famoso colectivo Católicos responsables de las asociaciones de fieles de Bata en realidad ES EL MISMO PADRE FERNANDO. Fernando Ignacio Ondo Ndjeng, Vicario General de la Diócesis de Bata, doctor en Derecho Canónico y amante de cremas blanqueadoras de la piel.

http://www.guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni5222
En este escrito el padre Fernando se dirige a todos con ánimo acusador. Yo por ejemplo me he sentido molesto al terminar de leer su escrito. Dice en uno de sus párrafos:

”Lo vuestro está lejos de la verdad, porque es fruto de la envidia y la malicia”

pero no determina antes quiénes son esos cuando se refiere a ”lo vuestro”. Otra cosa hubiera sido si hubiera definido con precisión quiénes son los reos de su acusación. Pero no es el caso y nos sentimos ruborizados al descubrir que el doctor evangélico yerra en su discurso a pesar de la inteligencia que dice poseer. Y yerra porque todo discurso acusador bien concebido debería definir a quiénes se acusa. Yo me he sentido aludido y supongo que lo mismo le ha pasado a mucha gente. No se puede entrar de forma atropellada a descalificar a la gente o a atribuirse méritos que nada dicen sobre el papel.

Resulta lamentable que la defensa de un sacerdote católico deba basarse en la envidia por parte de sus enemigos. Jesucristo criticó todas las malas conductas de los judios de su época pero no recuerdo que hubiera hablado jamás de la envidia. Jesucristo nunca dijo que nadie tuviera envidia de él, ni sus discípulos. Y debió de haber mucha envidia si sanaba a los enfermos. Y lo más importante, jesucristo nunca se defendió o lo hizo desde una actitud pasiva para que sus enemigos se contradijeran al juzgarle. Su mayor enemigo fue el cinismo de los escribas y fariseos, sepulcros blanqueados que son una cosa y aparentan otra en la superficie. También reclamó a la gente que hicieran lo que decían los fariseos y sacerdotes pero que no hicieran lo que hacíaN. Cristo atacó la conducta desviada de los sacerdotes y en el templo echó a los vendedores. De modo que ni los sacerdotes ni los templos eran símbolos intocables sino sólo aquellos que fueran sacerdotes de verdad y aquellos templos que fueran templos sagrados de verdad. La jerarquia de la iglesia de aquel entonces no gozaba de la simpatía del que vino a crear la iglesia cristiana. Ni siquiera se libró el gran sacerdote, el equivalente a obispo de hoy en dia.

Defenderse de la gente acusandola de envidiosa es signo de inmodestia. Y un hombre de Dios, un verdadero hombre de Dios no debe ser presuntuoso ni alabar las cosas terrenales como los títulos académicos. Así al menos me enseñaron de joven los Hermanos de las Escuelas Cristianas, y aunque me he apartado de la práctica religiosa por haber relativizado la liturgia y el culto en favor de una vida honrada, me da vergüenza descubrir en los sacerdotes cualquier atisbo de presunción terrenal, pues la soberbia no es de los santos...y el sacerdote tiene vocacion de santo o debiera tenerlo.

No todos los sacerdotes serán santos pero los feligreses aplaudimos la ejemplaridad de los clérigos y rechazamos las malas costumbres de los lideres religiosos. Algunos no se hacen sacerdotes buscando la santidad y la perfeccion evangelizadora sino como un recurso para conseguir beneficios y privilegios eclesiásticos y políticos.
El padre Fernando, que debería ser cesado como vicario general, se dirige a todos los lectores y dice en otro sitio de su escrito:

”No os toca a vosotros resolver los problemas dogmáticos y morales de la Iglesia”

Que yo sepa, las denuncias y reflexiones que se han leido sobre el padre Fernando nada tienen que ver con problemas dogmáticos y morales de la Iglesia. No es dogma que el padre Fernando no lleva una vida ejemplar, no es hablar de dogma si se dice que el padre Fernando es un presuntuoso mediocre a pesar de su supuesta profunda formación académica y humana. No es hablar de dogma requerir a todos, feligreses y clero que reconsideren su actitud y su conducta a fin de que sea más compatible con las enseñanzas de la iglesia cristiana.No es hablar de dogma exigir al padre Fernando una mayor discreción y el fin de una conduca licensiosa impropia de un sacerdote.

En otro párrafo del escrito del padre Fernando dice:

”El mismo Dios que ha confiado a su Iglesia en manos de hombres frágiles, encontrará, cuando quiera, a los más idóneos para dirigirla y purificarla.”

Hemos visto cómo a lo largo de la Historia hasta los papas más licensiosos y nepotistas fueron incapaces de arruinar y acabar con la Iglesia. Pero eso no dice nada a favor de la vida disoluta de los sacerdotes, obispos y papas. El ejemplo más llamativo de ese comportamiento nada afín a las enseñanzas de Jesucristo fueron los Borjia, con el papa Alejandro VI como paradigma e iniciador de conductas deplorables moralmente. El papa Alejandro VI tuvo varios hijos y varias mujeres. Incluso se dice que una de sus hijas, Lucrecia, fue al mimso tiempo su amante. Los Borjia (o Borja) estuvieron unidos al nepotismo, la crueldad, la lujuria, el poder y la gloria. A pesar de esas conductas más que deplorables, los Borjia (Borja) constituyeron una dinastía que en menos de un siglo dieron 2 papas, un santo y decenas de cardenales. Y ello fue posible porque la Iglesia abandonó su misión más importante a cambio del poder terrenal, que ejercieron tan bien que Maquiavelo les puso como ejemplo en su obra ”El príncipe”. Pero los poderes terrenales no sólo no se contradicen con conductas poco cristianas, sino que cuando nos hallamos ante ese tipo de conductas es que ya se ha abandonado la vocación religiosa para abrazar el materialismo mundano.
El escrito de Bata dice en otro sitio:

”...los que inventais con fines propagandísticos y subversivos, sois los que teneis que ser, moralizados.”

Asombroso leer en un escrito de un religioso ”fines propagandisticos y subversivos” ¿SUBVERSIVOS?. ¿De dónde sale este sacerdote sino de las entrañas de una dictadura criminal?. ¿Cómo puede permitir el obispo Motogo que alguno de sus sacerdotes pronuncie la palabra subversivo? ¿Qué hacen miembros de la seguridad de Obiang vistiendo sotana y hablando desde el púlpito con una pistola en su cintura?. Hablan el lenguaje de la antisubversión política y cuando se habla un lenguaje es que su espíritu se ha apoderado de nuestras almas.
Me produce mucha tristeza constatar la mala situación del padre Motogo. Se ha rodeado de tigres que además de exhibir la tigritud se comportan como fieras contra sus propios hermanos. Todo lo que esta pasando le puede afectar muy negativamente al obispo Motogo. No debe confiar en los consejos del presuntuoso Fernando sino actuar como un hombre sabio y santo. Si nunca fue santo, es el momento de serlo y la santidad es humildad. Si nunca fue sabio, es el momento de serlo y la sabiduria es prudencia y reflexión parano caer en las trampas de los enemigos que no ve.

Las voces de dentro y fuera de la iglesia guineana reclaman el fin de la barbarie por parte de algunos elementos de su clero. Ondo Ndjeng no es el único.
Ondo Ndjeng se inició como religioso salesiano. Esta orden, como todas las órdenes religiosas, exige de sus miembros una vida en régimen comunitario y la profesión de los tres votos: pobreza, castiad y obediencia. Los sacerdotes diocesanos en cambio solo juran el voto de castidad y viven fuera del ámbito comunal religioso. Eso hizo que Fernando abandonara a los salesianos y se hiciera diocesano. El el primer sacerdote al que se conoce que hunta su cuerpo con cremas que eliminan la melanina. Fernando fue nombrado Vicario General durante el obispado de Anacleto Sima, quien en sus 5 últimos años antes de su dimisión ya no tenia capacidad para regir nada y todo lo hacia el padre Fernando, quien junto con el padre capuchino Jose Luis Ngono arruinaron económicamente a la diócesis de Bata con proyectos empresariales.

El escrito firmado aparentemente por la hermana del Vicario General produce arcadas y vergüenza ajena. Mejor no comentarlo para salvar mi equilibrio sicológico.


DATOS DE LA DIOCESIS DE BATA
El actual obispo JUAN MOTOGO OYANA es sacerdote religioso claretiano. Nació el 24 de mayo de 1953 en Kue (esandón), distrito de Mikomeseng. Fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1976. El 11 de octubre de 1991 fue nombrado obispo de Ebibeyin, de acuerdo con el testamento religioso del obispo NZE ABUY (también claretiano), siendo ordenado obispo el 6 de enero de 1991 por el papa Carlos Wojtila, su consagrador principal. El 11 de mayo de 2002 fue nombrado obispo de la diócesis de Bata en sustitución del obispo ANACLETO SIMA NGUA. La diócesis de Ebibeyin fue ocupada por el padre ALFREDO MARIA OBURU, fallecido recientemente de forma extraña mientras visitaba su diocesis tras la cura a que fue sometido en Europa.

Anacleto Sima Ngua fue nombrado obispo el 19 de diciembre de 1982 y ordenado obispo por el el papa Vojtila el 6 de enero de 1983, después de 20 años de sacerdocio en Bata, habiendo sido torturado por agentes del régimen de Macias Nguema. El 11 de mayo de 2002 tuvo que dimitir a causa de su estado de salud, muy deteriorada por las consecuencias de la represión macista. En los últimos cinco años antes de su retiro, el padre Anacleto apenas podía llevar ningún control sobre nada ya que su mente ya no regía.

La diócesis de Bata.
La diócesis de Bata fue creada el 3 de mayo de 1966 de los restos del Vicariato Apostólico de Rio Muni (Rivi Muniensis), creado éste a su vez el 9 de agosto de 1965 a partir del vicariato apostólico de Fernando Poo. Su primer obiso fue Rafael-María Nze Abuy, quien dimitió el 9 de Mayo de 1974 y se exilió en Alemania a causa de la brutal represión de la dictadura de Masié meŃguema.
El 15 de octubre se segregó de la diócesis de Bata una nueva diócesis, la de Ebibeyin, cuyo primer obispo fue Ildelfonso Obama Obono, actual arzobispo de Malabo, seguido por Juan Motogo Oyana, el actual obispo de la diócesis de Bata.

En 2004 la diócesis de Bata tenía 136,642 catolicos de una poblacion total de 136,822 de habitantes, lo que representa un porcentaje de católicos de 99.9%. El número de sacerdotes diocesanos es de 37 y el de sacerdotes religiosos, en su mayoría claretianos, es de 24. Hay 2240 católicos por cada sacerdote. Los religiosos no sacerdotes son 62, mientras que las religiosas son 89

Nvo e´ Zang Okenve

Fuente: propia

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 135


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net