Malabo:  23°C | Rocío: 22°C
   Madrid:  22°C | Rocío: 13°C
 Malabo 8:5     Madrid 8:5
Sábado, 26 de julio de 2014
Logo de genet

YA FUNCIONAN AUTORES Y ANUNCIOS INSTANTANEOS. MEJORANDO!

      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Felipe Ondo, preso politico desde 2002
Ondo Obiang, preso de conciencia. líder de FDR
Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

LAS CUENTAS y REALIDADES DEL CENTRO MÉDICO LA PAZ.


publicado por: GEMMA MARIA JIMENEZ RASO el 02/02/2010 22:32:11 CET

Queremos opinar en este asunto sobre la situación financiera y de atención médica a los pacientes del Centro Médico La Paz para aclarar algunos conceptos erróneos que tienen algunas personas sobre las instituciones y diversas estructuras del régimen del caos.

El Centro Médico La Paz es una estructura sanitaria privada, propiedad exclusiva del tirano Teodoro Obiang Nguema Mbasogo y gestionada por su fiel amigo y cuñado, Marcelino Oyono Ntutumu.

La idea original del Centro Médico La Paz y que en su concepción inicial iba a ser un centro médico público, fue presentada al tirano por Miguel Oyono Ndong Mifumu y la señora Yerdena Ovadía. En las primeras negociaciones participaron los ministerios de Sanidad y Bienestar Social, Asuntos Exteriores y el ministerio de Hacienda. La idea central era que inversores privados israelíes aportasen un 40 % del coste total del proyecto y asumiesen la gestión del centro durante al menos 5 años. Y el Gobierno de Guinea Ecuatorial aportaría el 60 % restante del coste del proyecto. Yerdena Ovadía no pudo convencer a ningún inversor israelí ” arriesgar ” su dinero en un País donde reina el caos y cuyo régimen está desacreditado a nivel mundial. Finalmente, el gobierno de Guinea Ecuatorial asumió el coste total del proyecto ( construcción y equipamiento ), que según nuestras fuentes, ascendía a un total de 18, 5 millones de dólares USA, pagados a la empresa israeli encargada de las obras de construcción y equipamiento. La empresa constructora israelí tuvo bastante problemas en la ejecución de las obras con el personal guineo ecuatoriano que incluso llegaron al parlamento fantasma durante la V legislatura, según nuestras fuentes, por los despidos injustos y los finiquitos malamente abonados a los interesados y víctimas del entramado corruptivo que rodea el ministerio de trabajo, las delegaciones del mismo ministerio y los jefes personales de dichas polémicas empresas, que prefieren defender ” sus puestos de trabajo lucrativos ” dejando en la indefensión más abosluta a sus conciudadanos.

Cuando el proyecto toma cuerpo, Miguel Oyono Ndong Mifumu es apartado del mismo y empiezan a sumarse otros ” tiburones” del régimen del caos, encabezados principalmente por Marcelino Oyono Ntutumu, actual superministro de infraestructuras y presidente del consejo de administración de dicho Centro Médico, el gobernador de la Provincia del Litoral, Silverio Beka, y su concuñado, el alcalde del Municipio de Rio Campo, ( cuyo nombre no nos han facilitado nuestras fuentes ) entre otros. Todos esos, y otros que permanen en el anonimato, tienen sueldos millonarios en dicho Centro Médico y por supuesto, son atendidos gratuitamente así como sus familiares y todas las personas que ellos envían con la imprescindible tarjeta de órdenes.

Una vez terminadas las obras del Centro Médico la Paz, a las cuales se añade un hotel de lujo y otras edificaciones anexas con la vocación de convertirse en un Centro Médico de referencia a nivel regional de Africa central e incluso internacional, surge el tema de la gestión. Se buscan socios para hacerse cargo de la ” pesada ” factura del coste de los especialistas médicos y personal sanitario diverso que pudiese garantizar el pleno rendimiento del Centro Médico. Se contactaron empresas de gestión hospitalaria norteamericanas, francesas, belgas, españolas, etc y a ninguna le interesó involucrarse en un proyecto que tarde o temprano acabase en problemas y líos financieros.

El tirano, una vez más, fue convencido por la señora Yerdena OVADÍA de aportar 5 millones de dólares USA y ella misma también aportaría la misma cantidad para poder contratar a los primeros especialistas para poner en funcionamiento el Centro Médico. Los 5 millones de dólares USA fueron aportados, según nuestras fuentes, y transferidas a una cuenta de un banco en Israel. Nadie, según nuestras fuentes, vió la aportación de la señora OVADÍA, que para entonces, ya estaba metida hasta el cuello, en otros negocios relacionados con la seguridad y la venta de equipos, armas y todo tipo de arsenal militar al régimen criminal de Malabo. En ese sentido, asociada con el general de división retirado Sholomo Ilia y Boaz badini, este último tiene la bases de sus empresas de venta ilegales de armas y equipos militares, precisamente en Surafrica. Las empresas con las que Yerdena Ovadía inició a lo grande ,los negocios de suministro de armas, municiones y equipo militares son SHIPYARD ltd e IMI ( Israel Militar Industry). Las primera ventas consisten en lanchas ultrarrapidas ” SHALDAG”, BUQUES DE ESCOLTA Y VIGILANCIA MARITIMA y LANCHAS LANZADERAS DE MISILES SAAR. Una parte importante de este material se deterioró en pocos meses por la falta de preparación de los militares asignados para su manejo. De ese desastre surgió el proyecto de formación de un cuerpo de élite, para intervenciones especiales y el adiestramiento más programado del personal de la marina, de la seguridad presidencial y la creación de una brigada canina para la detección de armas, explosivos y drogas en los equipajes de los viajeros en los aeropuertos de Malabo y Bata, según nuestras fuentes. Habría que subrayar que Yerdena Ovadía consiguió con mucha habilitad, lo que la embajadora de Israel en Guinea Ecuatorial, TOVA LEVY con residencia en Yaoundé no pudo conseguir, a pesar de ser una coronel con una dilatada experiencia en el campo de operaciones encubiertas de los servicios secretos Israelies, la temible MOSSAD.

Con los 5 millones de dólares, OVADÍA empieza a reclutar por los paises suramericanos, Ukrania, Federación Rusa y algunos Kibbutz de Israel personal médico y administrativo para iniciar las actividades del Centro Médico. Se envían asimismo un centenar de cuadros medios guineo ecuatorianos a Israel a recibir formación en materias médicas y de gestión hospitalaria durante seís meses, con una estancia de mes y medio en Malabo por el retraso en el pago del curso, también por el gobierno corrupto de Malabo, según nuestras fuentes. Una anécdota relacionada con ese viaje, según nuestras fuentes , es que el gobierno aprobó la entrega de 1000 dólares USA a cada cuadro medio que viajaba a Israel ( un total de 100.000 dólares USA) y el entonces Primer Ministro, Miguel Abia Biteu Boriko, entregó a cada uno, sólo 500 dólares USA, quedándose con el resto, es decir, 50.000 dólares USA. En todo el tiempo que estuvieron en Israel dichos cuadros medios sólo se les daba una módica cantidad para pagar el transporte, del alojamiento y la comida se encargaba OVADÍA y sus socios.

Una vez que el Centro Médico la Paz inicia sus actividades, tras una pomposa ceremonia de inauguración, según nuestras fuentes, con un cuadro médico y personal administrativio traídos de medio mundo ( algunos de ellos ni siguiera hablaban castellano ), surge la cuestión de las tarifas por las prestaciones sanitarias diversas. Se reúne el consejo de administración, presidido por Marcelino Oyono Ntutumu, ignorante abosoluto en materia de gestión hospitalaria y de todas las demás cuestiones relacionadas con la Administración pública, asesorado por otros tantos ignorantes, y establecen unas tarifas que se corresponden a las tarifas que se pagan en las clínicas privadas más caras de Europa Occidental y Estados Unidos.

Ante la escandolasa publicación de las tarifas y la imposibilidad de que sean atendidos los guineo ecuatorianos, por carecer de medios para pagar una consulta de 30.000 F.cfas y otros actos médicos cuyos costes son superiores a los 250.000 F.cfas, ( una simple hospitalización de diez días, después de una intervención quirúrgica, puede facturarse a 12.000.000 F.cfas ) es cuando el tirano interviene, para crear, los conocidos seis grupos de pacientes a atender en dicho Centro Médico a cuenta del Estado. Entre los mismos grupos, la aparición del grupo de ” personas enviadas por el PDGE ” demuestra a las claras el grado de bajeza humana en la que ha llegado el régimen del caos, con su jefe en la cabeza. La pertenencia al PDGE no obedece a ningun criterio ideológico o a la defensa de un ideal político. La pertenencia al PDGE se ha convertido en Guinea Ecuatorial, como la única salida para poder desenvolse en la vida social, económica y politica sin trabas ni persecuciones. En una palabra ” vivir tranquilo sin molestias ”. La pertenencia al PDGE sirve ampliamiente de cobijo a todos los delicuentes de ” cuelo blanco” y otros muchos criminales, bandidos, fracasados escolares y sociales, depravados, ineptos, malhechores, brujos, drogadictos, violadores, profanadores de tumbas, antropófagos, y toda la cohorte de personas antisociales, analfabetos y analfabetas que ven en ese partido ( más parecido a una organización criminal ) la única salida para lograr todos los bienes materiales necesarios y gozar de una inmudidad e impunidad a prueba de cualquier delito, salvo el de alta traición al presidente fundador o atentar contra la seguridad del Estado, sean ciertas las acusaciones o no.

La picardía por obtener las ventajas de pertener al PDGE ha llegado a niveles tan surrealistas que cualquier persona que tiene un problema en una comisaria, en un tribunal, en un departamento oficial, en el consejo de poblado o en la comunidad de vecinos, es tratada con cierta condescendencia y suma amabalidad si va vestido con todos los atuendos que identifican su inquebrantable militancia al PDGE: camiseta o popó, bufanda, gorra, carpeta, insignia de antorcha o un pin con la imagen del tirano, zapatillas , etc. El que no vaya así vestido, es mirado por las instancias del poder como un ”opositor ” aunque dicho ciudadano o ciudadana no tenga ninguna relación o militancia con la oposición, a pesar de que, según todas las evidencias, hay una alianza y amistades que mantienen los líderes de los pseudopartidos del interior con la cúpula directiva del PDGE. Cosas díficilmente comprensibles.

La cruda realidad sobre la situación del Centro Médico la paz es sencilla. En un momento determinado, toda la inversión realizada con fondos públicos para implementar la materialización del proyecto de dicho centro médico es parte de la gran operación ideada por el tirano y su entorno para desviar fondos de las arcas públicas hacia sus negocios particulares. El Centro Médico La Paz ha sido construido, equipado y todo el personal médico y admnistrativo cobraba de los fondos públicos que en su día se entregaron a OVADÍA para dicho fin. Pero , mientras se ponía en marcha el proyecto, paralelamente, el tirano y su equipo de ” asesores ” para el saqueo de los fondos públicos, creaban una sociedad instrumental que sería receptora de las subvenciones que da el gobierno para cubrir un supuesto déficit en los ingresos del Centro Médico. El procedimiento instaurado por el tirano es sencillo, según nuestras fuentes. Cualquier paciente de los grupos citados, donde se refleja sólo una parte de los verdaderos grupos, que en realidad son ocho grupos( Grupo de personas enviadas por la Presidencia de la República,Grupo A: Ecuatoguineanos mayores de 65 años, los menores de 18 años, las mujeres embarazadas, las personas discapacitadas; Grupo B: Estudiantes; Grupo C: Las personas carentes de posibilidades económicas: Grupo G: personas enviadas desde el Gobierno; Grupo: Personas enviadas desde el PDGE ). De esos ocho grupos, faltan los grupos D, E y F. relacionados con las personas que envía la primera dama, los ministerios de defensa y de seguridad así como toda la cooperación de mercenarios que abundan en el País, y todos los empleados de las empresas privadas relacionados con el tirano y su familia.

A la vista de esta realidad nos encontramos con que el Estado, es decir los fondos públicos, son pagagos a una persona privada que se ha apropiado de una estructura sanitaria construida y equipado con fondos públicos y todos los pagos que se realizan por las facturas excesivamente abultadas sólo sirven para sustraer de una manera vergonsoza los fondos del Tesoro Público a cuentas del tirano en Israel y en algunos paraísos fiscales. El mismo tirano es Ordenador Nacional de Pago y lógicamente, no irá plantear preguntas y dudas cuando le piden que pague miles de millones de unas prestaciones médicas dudosas y con las tarifas y costes de las prestaciones exorbitantes y que no se ajustan a ningun criterio racional. Tampoco hará preguntas ni pedirá una verificación de las facturas, porque el beneficiario final es él mismo, y cuanto más abultadas sean las sumas a ingresar a sus cuentas personales, mejor que mejor.

Lo más grave, es que el personal guineo ecuatoriano que trabaja en el Centro Médico La Paz deben abonar sus consultas médicas y los gastos que suponen su atención sanitaria a dicho centro, según nuestras fuentes.

Todos las facturas finales, ( porque según nujestras fuentes, las consultas se pagan antes de cualquier atención médica, a razon de 30.000 F.cfas los adultos y 15.000 F.cfas los jovenes entre 18-5 años, salvo para los niños menores de cinco años, , mayores de 65 años y personas que llegan en estado crítico o por un accidente de circulación por traumatismos diversos. ) son negociadas. Si te presentan una factura de 7.500.000 F.cfas, te preguntan en la dirección financiera cuánto puedes ” adelantar o pagar ”. Si eres astuto, te comprometes a abonar una cantidad irrisoria , digamos 100.000 F,cfas. La dirección financiera imputa la diferencia , es decir, 7.400.000 F.cfas al Gobierno, que ni siguiera verifica realmente si la atención médica realizada cuesta esta cifra y abonan mensualmente las facturas impagadas por los ciudadanos directamente a las cuentas manejadas por Marcelino Oyono Ntutumu, quién sabe luego a dónde tiene que transferir el dinero religiosamente antes de los 10 díez dias posteriores al abono de los miles de millones.

El funcionamiento diario así como el pago del personal nacional se realiza con los pagos mínimos que efectuan los ciudadanos, ya que los expatriados son pagados de una cuenta especial, manejada por OVADÍA, que según nuestras fuentes, ya comunicó que dicha cuenta se encuentra en números rojos y el gobierno debería proveer más fondos para garantizar la continuidad del equipo de especialistas médicos u otros cuadros directivos y encargados del servicios de mantenimiento del centro médico y de sus sofisticados equipos médicos.

La profesionalidad de muchos de los médicos que trabajan en el Centro Médico La Paz está cada día mas cuestionada y en entredicho por el personal guineo-ecuatoriano. Se da circuntanscias tan cómicas, según nuestras fuentes, que en el Centro La Paz tienen a una vieja señora latina, que su único trabajo es repartir números a los pacientes que acuden para que pasen a los servicios de contabilidad. Tiene vehículo, vivienda, un sueldo de 3.000.000 Francos cfas. mensuales, dos billetes de avión para sus vacaciones y su pareja viaja a Guinea Ecuatorial a cuenta de los fondos del Centro Médico. Para la venta de golosinas, bocadillos, bollos y otras chucherías se han traido dos rusas, una israeli, una camerunesa y una ghanesa, que se van turnando semanalmente para la dispensación de los productos antes mencionados, propiedad privada de algun directivo Israeli de la dirección y en ningun momento dichos fondos forman parte de la contabilidad del centro médico.. Sus sueldos no bajan de 2.000.000 F.cfas mensuales y tienen todas las comodidades necesarias.

En la farmacia hospitalaria del centro médico, según nuestras fuentes, todas las especialidades farmaceúticas son de origen israeli y en la misma farmacia no hay ni un solo personal guineo ecuotoriano, sino que lo regentan dos israelies, una ghanesa, una pareja de cameruneses y un costamarfileño.

Del comedor del hospital, ya se pueden imaginar: cocineros expatriados, camareras camerunesas , ghanesas y latinas.

El Centro Médico La paz es un claro insulto a la dignidad nacional y un robo abierto y descarado de los fondos públicos en detrimento de una loable labor de atención médica gratuita a la población con una línea de financiación completamente diferente a la existente.

Todos los fondos ingresados en las ” cuentas especiales ” del propietario y que de ellas no se puede ” mover ” ni un duro sin si previa autorización, son fondos perdidos en los meandros de la gran maraña y telaraña que hoy tiene organizado el tirano con todos los proyectos vitales para el desarrollo del país y el alivio de las situaciones escándalosamente insoportables en las que vive el Pueblo de Guinea Ecuatorial.

La mayor parte de los especialistas médicos que están trabajando en el Centro Médico la Paz no tienen la suficiente cualificación y experiencia profesional para ejercer en un centro de esta envergadura. Parece que la señoa OVADÍA no ha escatimado esfuerzos en contratar personal médico en paro en los países más variopintos del mundo: argentina, peru, paraquay, ukrania, cuba, bulgaria, rumanía, república cheka, ghana, nigeria, camerún, costa de marfil,etc. El Centro Médico La Paz es una verdadera ” torre de babel ”.

La subvención del Gobierno al Centro Médico La Paz no sirve para su propia autogestión, disponer de los mejores especialistas y los mejores equipos médicos más actualizados y sofisticados de la ciencia médica. Es un dinero que el tirano considera suyo y dicho centro médico irá decayendo hasta que finalmente se llegará a su cierre, por gestión indecuada y objetivos poco claros : o demasiado claros: utilizar la estructura del centro Médicos para desviar fondos públicos a las cuentas privadas del tiranio en el extranjero.

Todo el dinero público dilapidado en montar la estructura de gestión del centro médico, constrasta con la indigencia y el desastre reinante en todos los hospitales, centros de salud y puestos de salud pertenecientes al Ministerio de Sanidad y Bienestar Social a nivel nacional de Guinea Ecuatorial, según nuestras fuentes. Dichos hospitales carecen de todo ( no vamos a redundar al respecto). Con sólo recordar que el gobierno criminal de Malabo lleva más de 10 diez años que no ha adquirido medicamentos y material sanitario para uso hospitalario y que muchos hospitales llevan más de ocho años con las obras de rehabilitación y equipamiento parados, mientras la culminación de la construcción del Centro Médico La Paz y la Clínica Virgen de la Señora de Guadalupe ( propiedad de la esposa del tirano ) no superaron los 18 meses, con fondos del Tesoro público. Es decir, para ser más claro, la mujer del tirano se monta una clinica privada en Malabo con fondos públicos y está, según nuestras fuentes, procediendo a la ampliación de dicha clínica en un edificio de más de seis plantas con fondos públicos, obra ejecutada por la empresa SEGUIBAT., diseñada y supervisada por el sinverguenza de Tomás MECHEBA FERNANDEZ, dicen nuestras fuentes, que además, es principal asesor de la clinica de la señora del tirano ( increíble, pero cierto ). Ponerse al servicio de una política nefasta contra el Pueblo, todo el conociendo y saber, obtenidos gracias a una beca otorgada por la cooperación española con el fin de ayudar al Pueblo, simplemente no tiene calificativo. No sabemos si el enigmático Mecheba Fernández Galilea está prestando esos servicios por convicción, por esperar algun día alguna promoción de altos vuelos o simplemente ya vendió definitivamente su alma al tirano y a su esposa. Espero que tenga tiempo para recapacitar ahora que el tirano lo ha dejado tirano después de tanta campaña y tantos ” discursos” dignos de un tipo que padece alzheimer. Esperos que no acabe como su gran amigo CARMELO MODU AKUSE BINDANG. Está a tiempo de recapacitar y alejarse de ese régimen criminal. Ya le hemos dicho en varias ocasiones que su lugar está en el exilio, allá él con sus asesoramientos a una clínica elitista y clasista, siendo él ” socialista ” y supuestamente partidario de la solidaridad pública, y de la instauración de un Estado de bienestar para todos. Cómo cambia la gente, ¡Dios! No se puede desperdiciar tanto talento e inteligencia en favor de un régimen completamente enloquecido.

Como hemos expresado antes, todo lo que se quiera rectificar en el Centro Médico la Paz, pasa por una auditoría interna de la gestión económica que se ha llevado hasta ahora, un nuevo reclutamiento de personal médico altamente cualificados así como de un personal de gestión experimentado y honrado, el esclarecimiento del ” estatus” real del centro médico : si es propiedad del tirano, este tiene que devolver los fondos del Estado invertidos en dicho proyecto y proceder a una compra legal, explicando de dónde va casar tantos millones de dólares para adquirir o ser propietario único del Centro Médico; una revisión profunda de las tarifas, una equiparación de los sueldos, utilizando sólo y únicamente el mérito de la formación y cualificación de cada empleado del centro, sea expatriado o no. Todos los empleados, expatridos como guineo ecuatorianos, deben gozar de los mismos privilegios en cuanto vacaciones, derecho de viviendas, sueltos equitativos por nivel profesional, derecho a vehículo y a la atención médica gratuita en el centro.

Debería ser revocado el consejo de administración y componerlo por profesionales del sector y diversificar la adquisición de las especiadades farmacéuticas.

La negativa de los médicos y especialistas del Centro Médico La Paz de atender a personas enfermas de SIDA o seropositivas, según nos reportan nuestras fuentes, debe ser resuelto de manera tajante: ningun centro médico del mundo puede al día de hoy tener una politica sanitaria de abierta discriminación y marginación de enfermos de sida y negarse a atender a esos pacientes. La falta de Estado de Derecho en Guinea Ecuatorial hace que las víctimas de esta vergonzosa discriminación no tengan la oportunidad ni la posibilidad de plantear un pleito o un recurso o ante la justicia o ante el ministerio de sanidad y bienestar social, tan ineptos y corruptos que son todos sus máximos responsables.

El Centro Médico La Paz es de la excluisa propiedad del tirano y lo gestiona, como todo en Guinea ecuatorial, para su exclusivo provecho y beneficio en detrimento y perjuicio de la población abandonada a su suerte y a la providencia divina y los azares de la vida. Y tal como ya le se le conoce, creemos que no va a renunciar a ” embolsarse ” ilegalmente los más de 30 millones de euros anuales que le aporta el CENTRO MÉDICO LA PAZ, para eso tendría que un ocurrir un milagro.

mbo_oba@yahoo.es





Fuente: MBO OBA

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 48


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net